Aula Enriquecida

Autora: 

Pilar Morón Gaspar. Maestra CEIP Reina Sofía, Albacete.

Pensando en la tarea final para el curso sobre altas capacidades impartido por la rebelión del talento, pensé en un protocolo para ”Detección de alumnos con Alta Capacidad en el aula” al ámbito de la metodología general a aplicar en la mía.

Tal y como comenté en uno de los hilos del foro, este es un tema que me ha resultado interesante desde hace tiempo, cuando, año tras año, detectaba entre mis alumnos uno que destacaba sobremanera entre los demás y al que trataba de ofrecer aquello que creía le iba a resultar positivo, pero sin ningún referente ni apoyo por parte de los sucesivos Equipos de Orientación.

Además, esta detección siempre la he enfocado a sus calificaciones y facilidad para conseguir los objetivos propuestos en el currículum, por lo que asumo que hayan podido pasar por mis manos alumnos y alumnas con altas capacidades de una forma inapreciable para mí.

 

Aula Enriquecida

En principio, he elegido aplicar lo adquirido a la metodología porque el concepto más importante para mí ha sido el del aula enriquecida”, que se presta a elevar el techo personal de todos los alumnos de forma individual y por tanto del grupo a nivel global.

Después de esta breve introducción os expongo lo que he comenzado a hacer en mi tutoría de 1º de Primaria, en la que, sospecho, tengo 6 alumnos con altas capacidades. Su evaluación está pendiente desde hace 6 meses, entretanto tengo que darles respuesta en el aula.

Un reto para incentivar a todos, ir un poco más lejos.

Lo primero ha sido introducir “El reto del Día”, fue uno de los ejemplos que se explicaron en la sesión presencial, me gustó y a los niños les ha entusiasmado. Hasta ahora esa ficha “extra” solo la hacían algunos alumnos, que acababan pronto su tarea y a los que yo consideraba capaces de mantener su concentración un poco más; a otros, al finalizar, simplemente les daba tiempo libre para jugar , pintar, plastilina… La inclusión del “reto del día” ha supuesto un elemento altamente motivador para todos, es el aliciente que les hace trabajar a mejor ritmo y con un objetivo claro de superación personal yo soy capaz de conseguir y resolver un reto cada día. Hasta ahora todos los retos son juegos de atención como laberintos y sopas de letras; crucigramas y sudokus (de dificultad creciente) y en breve empezaremos con las cuestiones de lógica.

Investigamos desde nuestra Curiosidad

Otra actividad ha sido “Investigamos”, en el panel de corcho de la clase vamos colgando las respuestas que traen de casa a las diferentes dudas que surgen a lo largo de una lectura o una clase:

*¿Por qué dan luz las luciérnagas?

*¿Por qué febrero tiene 28 o 29 días?

*¿Por qué hay un eclipse de Luna?

*Las plantas no comen, ¿o sí?

*¿Qué son “las lágrimas de San Lorenzo”?

*…

Es una actividad libre, participan los alumnos de forma voluntaria y, de momento, es investigación que se realiza en casa con ayuda de los padres o hermanos mayores. Lo novedoso para mí es que cada día son más las cosas que quieren buscar ellos, y saberlas sin que yo se las explique. De momento no dispongo en el aula de material informático y libros de consulta para que esta tarea se pueda realizar en clase, pero estoy en ello.

¡A Experimentar!

Con la cuestión de “Las plantas no comen, ¿o sí? Nos ha surgido la posibilidad de realizar un experimento para que sean ellos mismos los que saquen sus propias conclusiones a partir de la observación. Esta pregunta nos surgió de una tormenta de ideas sobre conocimientos previos en el tema de los seres vivos, en la que fuimos apuntando en post-it aquellas cosas que sabíamos ya seguras y comunes a todos los seres vivos, basándome en la idea del mural de preguntas. Tras un debate esta pregunta sobre si las plantas comen o no, y otra sobre si necesitan oxígeno porque respiran, quedaron sin una respuesta convincente para ellos.

Para poder obtener dicha respuesta esta semana empezamos nuestro experimento, pondremos a germinar varias semillas en diferentes condiciones:

*Unas sólo tendrán agua, aire y luz.

*Otras, agua, tierra, aire y luz.

*Otras agua, arena (surgió también la duda de si es lo mismo tierra que arena y de cómo influiría), aire y luz.

*Otras agua, tierra y luz.

*Y un último grupo agua, tierra y aire.

Doy por hecho que este proceso de análisis y observación nos llevará a formularnos nuevas interrogantes, que se irán resolviendo mediante diferentes estrategias de trabajo.

Por último, y dado que la aceleración es una medida que no se ve respaldada en mi colegio ni por el Orientador, ni por el Equipo Directivo, quiero plantearme la puesta en marcha de la Compactación del currículo, ya que como he indicado al principio, este curso son varios los alumnos que creo están preparados para ello. Pero este es un tema que me requiere un trabajo más profundo y a más largo plazo.

Creo que es mucho lo que me queda por aprender y hacer, pero este curso me ha abierto los ojos y las puertas a un cambio metodológico que considero muy necesario y que espero poder llevar a cabo con vuestra ayuda, gracias a la extensa bibliografía que habéis aportado y el seguimiento de vuestro blog.

 


No cabe duda que querer es poder y que levantar el pecho, despertar la curiosidad, animar a la investigación y la profundización, beneficia a todos los alumnos. Puedes ver que no se trata de complejas medidas, lo único que ha cambiado es el rol del profesor que guía el aprendizaje pero no lo limita, devolviendo el protagonismo a sus alumnos, dejando que su curiosidad e instinto investigador aflore y sea reconocido en el aula.

¡Bravo por Pilar, nos encantaron sus propuestas!

Anuncios